PARROQUIA DE LA STA CRUZ

Barrio de la Cruz. Bilbao (Begoña)

13 junio, 2010

BODAS SACERDOTALES

El pasado domingo 6 de Junio de 2010, celebramos en la Parroquia de la Cruz, las bodas de Oro sacerdotales de nuestro querido párroco. Patxi se encontraba visiblemente emocionado ante la multitud que le acompañaba y que abarrotaba el pequeño templo. Realmente fue un acto emotivo y a lo largo de él, los feligreses de toda la vida junto con su familia pusimos de manifiesto el gran afecto que le profesamos.
A modo de pequeño recordatorio, para los que no pudieron asistir al homenaje, y para los que quieran recordarlo, tenéis un pequeño video de lo que fue el acontecimiento.



No es de una gran calidad, pero espero que os guste. De hecho Patxi, me animó a colocarlo en el Blog.

Sigue...

07 junio, 2010

EL CURA DEL LLENAZO

El Padre Patxi

El padre Patxi, conocido por sus concurridas misas, celebra en la iglesia de La Cruz sus 50 años como sacerdote y anuncia su retirada.
Como a todo párroco, a Patxi Regidor le han cambiado de destino varias veces. Siempre es duro empezar de cero. Pero quienes le conocen dicen que a este bilbaíno de genio fuerte y vivificante sentido del humor le bastaban un par de años para 'levantar' la parroquia más adormilada. Un don que le ha valido el cariño de muchos feligreses y también el reconocimiento de compañeros y asociaciones religiosas de Bilbao, que se refieren a él como «el cura del llenazo» por sus concurridas misas. Un título que, en estos tiempos, con las iglesias cada vez más vacías, tiene tintes casi honoríficos.
A los 75 años, celebra hoy sus bodas de oro como sacerdote en la parroquia bilbaína de la Santa Cruz de Mallona -donde ha pasado los últimos 15 años- y, con su retirada fijada para septiembre, Patxi se toma este mérito con modestia. ¿El secreto de su éxito? «Siempre he intentado acercarme a la gente. Al llegar a un lugar, me gusta presentarme. Voy a todos los sitios, menos a bares, que no me van mucho», añade.
Así lo ha hecho en todas las parroquias por las que ha pasado: Lanestosa, Sestao -donde sus sermones en apoyo a los obreros le valieron la cárcel durante la dictadura-, Otxarkoaga, Txurdinaga, San Francisquito, Los Santos Juanes, ahora en La Cruz... Siempre se ha tomado cada desembarco como un reto. «El día que llegué a Los Santos Juanes, una mujer entró en la iglesia y me robó la chaqueta. ¡Vaya comienzo!, pensé yo. Pero fue estupendo, porque al enterarse, los feligreses hicieron una colecta y me compraron una mejor», recuerda con cara de pillo. Aquellos días, se ponía en la puerta del templo para dar la bienvenida a los fieles. Algo muy anglosajón. Tan foráneo, que causó algún equívoco. «Como algunos no me conocían, pensaban que estaba en la puerta mendigando y me decían '¡que no llevo suelto!'», cuenta entre risas. Y eso que llevaba la chaqueta nueva.
Porque si algo le caracteriza a este devoto de la 'amatxu' y del Athletic -«no sabemos si por este orden», bromea Joseba Rodríguez, portavoz de la Hermandad de Begoña- es el buen humor con que ha desempeñado su labor y su olfato para adaptar las misas al gusto popular. Sus allegados dicen que las hace sencillas, alegres, breves... o incluso brevísimas, si nota que los asistentes se aburren. «Es porque teme que la gente se aleje de la iglesia», justifica Rodríguez. ¿Es eso cierto? «¡Lo que quiero es que estén a gusto!», aclara Patxi. Por eso, a su iglesia van cantidad de creyentes, muchos de ellos de otras parroquias e inmigrantes. En los «llenazos» también influye que Patxi no se pone exigente para aplicar los sacramentos: tiene a muchos 'rebotados' que se han topado con sacerdotes estrictos. Y eso que, hace años, un poco harto ya, puso un cartel en la puerta de la iglesia donde advertía que aquello no era «un supermercado de sacramentos».

Dios y los médicos

Otra explicación de su tirón es su flexibilidad con otras culturas... Hasta oficia bautizos gitanos. «Lo importante es seguir a Jesús», zanja. Un método que le ha funcionado: sólo hay que darse un paseo con él por La Cruz para comprobar que los vecinos le adoran. Algunos son religiosos, otros no. Pero él se lleva a todos de calle. Políticos incluidos. Según cuentan, el ex consejero de Sanidad, Gabriel Inclán, estuvo en una de sus misas y le dijo que, aunque no era creyente, «le había encantado». Patxi recibió el halago con estilo y mucha gracia: «Puede ser difícil creer en Dios... ¡Pero mira que creer en los médicos!». Pero no todo han sido risas. Según dice, su talante crítico le ha valido algún disgusto y confiesa que «a menudo» llora de impotencia cuando no puede ayudar. Aun así, ha sido «muy feliz». Por eso, si pudiera viajar en el tiempo, no dudaría «ni un segundo» en volver al seminario.
(El Correo del 07/06/2010)

Sigue...

25 mayo, 2010

BODAS DE ORO SACERDOTALES



El próximo Domingo 6 de Junio, Dios mediante, en la misa de la UNA del medio día, nuestro querido párroco Patxi, celebrará sus Bodas de Oro Sarcedotales.
Estamos todos invitados a esta importante celebración.
A continuación, habrá un pequeño "piscolabis" en la parte trasera de la parroquia.
Os esperamos.

Llegado a este punto, no me resisto a recordar al poeta cuando recitaba...,

"Señor por tus sacerdotes
esta oración te hago".
Tú lo quisiste así:
sustancia del mismo barro,
para que pudieran ver
nuestra miseria mas claro
y pudieran entendernos,
cuando pedíamos algo
y adivinar nuestras penas,
con un corazón humano
y compadecernos más
cuando habíamos pecado.



Sigue...

DIOS, AMIGO NUESTRO


Dios,amigo nuestro, así te decimos:

Danos entusiasmo para buscar
la verdad donde se encuentre.

Danos resignación para aceptar
nuestras propias limitaciones.

Danos coraje para luchar
cuando todo nos salga mal.

Danos lucidez para admitir la verdad,
sin que nadie nos la imponga.

Danos fuerza para preferir
lo difícil a lo fácil.

Danos valor para rechazar
nuestra apatía y desgana.

Esto te decimos, Dios nuestro amigo.
(Anónimo)

Sigue...

24 mayo, 2010

SALIR DEL AISLAMIENTO



El ser humano es persona en la medida en que es capaz de relacionarse con los demás. En la medida en que es capaz de compartir sus sentimientos y su realidad. En la medida en que es capaz de amar y sentirse amado.

Y esto tanto en su relación con los demás como en su relación con Dios.
Para matar auna persona no hace falta quitarle la vida. Basta con aislarla.
El verdadero milagro de ]esús con el leproso no es tanto curarlo de su enfermeedad, sino fundamentalmente sacarlo de su aislamiento.
Jesus le da la posibilidad de restablecer todo ese mundo de relaciones que la sociedad y una religión mal entendida le había cortado.
Vuelve a ser persona.

Esa fue la misión de Jesús: ayudarnos a ser personas en plenitud, en comunión con Dios y con los demás.
Esa es la misión de la Iglesia: ayudar a cada persona ha reconstruir su dignidad,su capacidad de disfrutar de la vida,de la amistad y del amor, de dar y de recibir, de tener siempre abierto un futuro, de ser feliz.

Una religión que aplaste a la persona poco tiene que ver con la voluntad de Dios manifestada en Jesús.



Sigue...

02 mayo, 2010

PROXIMO DOMINGO

DOMINGO 16 DE MAYO
A LAS 11:30 Y A LA 1:00



SACRAMENTO DE LA UNCIÓN

PARA LAS PERSONAS MAYORES
Y ENFERMAS QUE LO DESEEN

¡CRISTO DE LA SALUD, AYUDANOS!


Sigue...

SACRAMENTO DE LA UNCION

¿Está enfermo alguno de vosotros?
QUÉ ES:

Es un sacramento para vivir cristianamente la enfermedad, recibiendo la salvación y el perdón de Dios.

Es una acción a la Iglesia que a través del sacerdote se acerca a la persona ungiéndole con el aceite de la salación.

Es una oportunidad para abrirse a la ceramia y al amor de Dios.

QUE NO ES:

No es un anuncio de la muerte.

No es un Sacramento para el último momento de la vida. (salvo excepciones)

No es una acción eclesial para las personas fallecidas.

PARA QUIEN ES:

Para personas que padecen una enfermedad grave o van a someterse a un tratamiento de riesgo y lo solicitan.

Para personas enfermas y/o ancianas creyentes con limitaciones físicas o psíquicas severas que quirean recibirlo.

Para personas enfermas que han perdido el conocimiento, y de quienes pueden suponerse que pedirían el sacramento si pudieran.




Sigue...

27 abril, 2010

Nadie tiene Amor + grande




"Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos" (Jesucristo).

Lea todo este prospecto detenidamente antes de empezar a usar el crucifijo.
- Conserve este prospecto. Puede que tenga que volver a leerlo.

- La Cruz de Cristo (crucifijo) cura todas las enfermedades espirituales, fruto de los pecados personales.

- Esta medicina le ha sido recetada a Ud. para su propio uso, pero no dude en recomendarla a otros, aunque sus males y síntomas sean distintos. Tiene eficacia universal.

- Si tiene alguna duda, consulte a un sacerdote o a una persona con buena formación cristiana.

En este prospecto:

1 . Qué es el crucifijo y para qué se utiliza

2. Indicaciones

3. Contraindicaciones

4. Precauciones

5. Advertencias

6. Dosis

7. Modo de empleo

8. Efectos secundarios

9. Si omitió tomar esta medicina

10. Duración

11 . Caducidad

12. Presentación

CRUZ DE CRISTO Crucifijo

1. QUÉ ES EL CRUCIFIJO Y PARA QUÉ SE UTILIZA

El principio activo del crucifijo es el Amor de Dios a los hombres, que se manifiesta de forma perfecta en la Cruz de Cristo, en su entrega plena.

"Cada uno de nosotros puede decir sin equivocarse: Cristo me amó y se entregó por mí" (Benedicto XVI).

Cristo es Médico y Medicina: "Ninguna otra causa impulsó más a Cristo a venir al mundo que salvar a los pecadores. Si un gran médico bajó del cielo es porque había un gran enfermo que curar: todo el mundo" (San Agustín).

La Cruz es una invitación a la entrega personal y plena, también por amor.

La Cruz es el signo más (+): lo que une el cielo y la tierra y lo que nos une a los hombres. Es símbolo universal de paz y de amor: una llamada a la concordia, a la tolerancia, a la justicia y al perdón. Manifiesta la bondad de Dios y la libertad del hombre.

2. INDICACIONES

La Cruz nos espera cada día. Se presenta de diversas formas: cansancios, tentaaciones, problemas, enfermedades, desasstres, muertes, contrariedades, etc.

El Crucificado nos dice: "Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día y sígame".

Aseguran los expertos que muchas personas llaman cruces a realidades que no lo son. Son falsas cruces que se inventan en su imaginación por egoísmo, comodidad, falta de reciedumbre, alergia al sufrimiennto, susceptibilidad, etc.

3. CONTRAINDICACIONES

No se debe utilizar jamás la Cruz de Cristo para justificar la violencia y el renncor. El odio se contradice con el Amor, que es el principio activo de la Cruz de Cristo.

Por esa razón, nunca se debe llevar u ostentar una cruz o la imagen del Crucificado de forma indigna, ridiculizando y desnaturalizando su verdadero sentido.

4. PRECAUCIONES

Desde el siglo I, la Cruz de Cristo no ha dejado indiferente a nadie. Unos se abrazan a ella por amor y otros la consideran una locura: es el llamado escándalo de la cruz.

Es posible que, en un primer momento, acoger la Cruz de Cristo le parezca dessagradable y costoso, al experimentar la renuncia y el sacrificio. Es un síntoma normal. No se preocupe. Cultive la esperanza: muy pronto actuará el principio activo del crucifijo y también experimentará la alegría del amor. El fruto del abrazo gozoso con Cristo Resucitado.

La Cruz de Jesús no asegura una vida cómoda, pero sí un corazón enamorado, a semejanza del Crucificado. La elección entre la comodidad y el amor depende de Ud.

Ser amigo de la Cruz y vivir enamorado de Dios le llevará a comportarse de un modo distinto, con un estilo de vida que llamará poderosamente la atención en muchos ambientes. El Crucificado le dará fuerza y alegría para ir contracorriente, difundiendo eficazmente a su alrededor el principio activo de la Cruz: el amor, la felicidad.

5. ADVERTENCIAS

Siempre cuesta llevar la cruz, especialmente cuando se presenta sin buscarla.

Si ha vivido lejos de Dios, es probable que experimente alguno de estos síntomas, con mayor o menor intensidad, según sus circunstancias.

Puede:

- costarle reconocerse pecador y no aceptar la realidad del pecado en su vida.

- vivir como si Dios no existiera.

- sufrir debilidad espiritual, especialmente si lleva mucho tiempo en esa situación. padecer algún trastorno interior: soberrbia, lujuria, ira, avaricia, etc.

- haberle creado fuertes dependencias una vida moral desordenada.

Se conocen casos en los que el alejamiento de Dios ha llevado a la ansiedad, al consumismo, a la desesperanza, al materialismo, al cinismo, al fanatismo, al nihilismo, etc.

Si usted está embarazada comprenderá de una forma muy especial el sentido de la Cruz, ya que está padeciendo por amor las molestias de su embarazo, consciente de que su amor es vida y da vida. Es lo mismo que hizo el Crucificado con nosotros: por medio de sus dolores nos dio la Vida y nacimos a la Vida eterna.


6. DOSIS

En esta medicina no hay riesgo de sobredosis. El corazón ansía el amor verdadero: "Nos hiciste, Señor, para Ti, e inquieto estará nuestro corazón hasta que descanse en Ti" (San Agustín).

El proceso de curación del crucifijo sigue los pasos siguientes:

- en primer lugar, se reconocerá pecador y diagnosticará el mal como lo que es: un pecado personal: "La primera obra de la gracia del Espíritu Santo es la conversión. El hombre se vuelve a Dios y se aparta del pecado, acogiendo así el perrdón y la gracia de lo alto" (Catecismo).

- al mismo tiempo, brotará de su corazón un acto de contrición ante la Cruz de Cristo. No será una simple constatación o un lamento por los propios pecados, considerados como limitaciones, fallos o cosas que pasan. Será un verdadero dolor de amor por haber ofendido al Crucificado.

- ese acto de contrición le permite renovarse, partir de nuevo desde cero. Jesús dice: "Hay más alegría en el Cielo por un pecador que se arrepiente que por noventa y nueve justos que no tienen necesidad de Penitencia".

- recuerde que tiene disponible a un sacerdote en la iglesia más cercana: "La Confesión es un renacimiento espiritual, que transforma al penitente en una nueva criatura. Este milagro de la gracia sólo puede realizarlo Dios, y lo cumple a través de las palabras y de los gestos del sacerdote (Benedicto XVI).

7. MODO DE EMPLEO

El crucifijo puede usarse de muy diverrsas formas, a cualquier hora del día o de la noche.

Procure usarlo diariamente.

El crucifijo se puede:

- llevar encima, del mismo modo que muchas personas llevan la fotografía de los que aman en su agenda, en su carrtera, en su móvil, en su salvapantallas o en su coche. Los que aman a Cristo procuran llevar siempre con ellos su crucifijo, la Cruz de Cristo.

- situar en muchos lugares. La cruz preside - como signo de paz y amor - ciudades, montañas, cruces de caminos y edificios. Hay crucifijos en millones de hogares, ricos y pobres, de los cinco continentes. Al bautizar a los recién nacidos se les hace la señal de la cruz. Los niños llevan el crucifijo el día de su Primera Comunión. A muchos enfermos la visión del Crucificado les conforta y alienta en medio de sus sufrimientos. Miles de personas fallecen con el crucifijo entre sus manos, y el signo de la cruz predomina en el lugar donde reposan sus restos mortales en espera de la resurrección.

- mirar y dejarle hablar. "La Cruz es un libro vivo, del que aprendemos definitivamente quiénes somos y cómo debeemos actuar. Este libro siempre está abierto ante nosotros" (Juan Pablo 11) "¡Miremos a Cristo traspasado en la Cruz! Él es la revelación más impresioonante del amor de Dios. Desde esa mirada, el cristiano encuentra la orientación de su vivir y de su amar. Al contemplar a Cristo, al mismo tiempo somos contemmplados por Él" (Benedicto XVI).

- besar. El beso al crucifijo es una maniifestación profunda de amor a Cristo. Se recomienda vivamente. "Tu crucifijo.

-Por cristiano debieras llevar siempre contigo tu crucifijo. Y ponerlo sobre tu mesa de trabajo. y besarlo antes de darte al descanso y al despertar. Y cuando se rebele contra tu alma el pobre cuerpo, bésalo también (Camino).

- convertir en oración. Esto se logra acudiendo a la imagen del Crucificado, y preguntándole, mirándole a los ojos:

Jesús, Tú, que has muerto de amor por mí, ¿qué quieres que haga?

La oración ante el crucifijo es una fuerza que renueva poderosamente el alma.

Otorga energía espiritual para acometer los empeños más grandes. La mejor oración es la que el mismo Cristo nos enseñó:

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre;

venga a nosotros tu reino;

hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas

como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden;

no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén.

8. EFECTOS SECUNDARIOS

Tener cerca la Cruz de Cristo le llevará a:

- vivir con alegría, abandonado en las manos de Dios.

- superar con garbo las dificultades de cada día.

- tener fortaleza y personalidad para ir contracorriente, aunque en su ambiente social le consideren una persona exageerada.

- llevar una vida noble y limpia.

- santificarse en su trabajo y servir a los que viven y trabajan en su entorno.

- defender con valentía los derechos de Dios, la justicia social, la honestidad profesional ya los más débiles y necesitados de la sociedad.

- abrir su corazón para escuchar la llamada de Dios a una entrega total.

- unir sus deseo más profundos a los deseos del Corazón de Cristo.

- hablar de Dios con desparpajo.

9. SI OMITiÓ TOMAR ESTA MEDICINA (por pereza, ignorancia o intencionadamente)

Está ampliamente comprobado que lejos del amor de Cristo -la medicina que sana el corazón- se presentan con más virulenncia algunos efectos adversos, fruto del pecado.

Toda persona los experimenta en su interior, de modo diverso y con intensidad variable. Se han descrito los siguiente síntomas, entre otros:

- erupciones de rencor y alteraciones en la capacidad para olvidar las ofensas.

- tartamudeo al articular palabras de perdón.

- disminución de la compasión y de la comprensión ante los fallos ajenos.

- incontinencia de la ira, la lujuria y la soberbia.

- vértigos de vanidad.

- secreción salivar paradójica, abundante

para las quejas, la crítica y la murmuración; y sequedad de boca, para hablar de Dios en voz alta.

- visión borrosa de la realidad: donde hay hermanos, se ven enemigos.

- náuseas de egoísmo, que llevan a ignorar y despreciar a los más débiles.

- confusión moral.
- tendencia a la pereza, a la injusticia, al robo, etc.

- insensibilidad ante las necesidades ajenas.

- brotes de irascibilidad, con proclividad al insulto y a la denigración.

- amnesia de los pecados cometidos y pérdida parcial de memoria que pretende justificar la mentira.

En casos extremos se puede llegar al odio, la violencia, el asesinato, etc.

Es frecuente que se produzcan efectos visibles y constatables desde el punto de vista somático. En muchos casos se detectan fácilmente en la mirada.

Es aconsejable realizar, con la ayuda de Cristo, una autoexploración interior, para conocer cuáles de esos síntomas -y en qué medida- se padecen personalmente. Si tienen carácter grave, debe acudir LO ANTES POSIBLE al Médico -el sacerdote es su representante en el confesionario para que le perdone, le sane, y le devuelva la paz. La Confesión es el sacramento de la alegría. Confesarse = fiesta = alegria: en el Cielo y en el corazón.

A continuación se recomienda vivamente recibir al Señor en la Eucaristía. Conviene recordar que "quien tiene conciencia de estar en pecado grave debe recibir el sacramento de la Reconciliación antes de acercarse a comulgar" (Catecismo).

11. CADUCIDAD

Este medicamento no tiene fecha de caducidad. La Cruz de Cristo es la Medicina definitiva. No caduca nuca: "Donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia" (San Pablo).

12. PRESENTACiÓN

Crucifijo de metal con la imagen de Cristo Crucificado. La Cruz original era de madera tosca.

La crucifixión era la tortura más atroz, el castigo reservado a los esclavos.

Mantenga el crucifijo al alcance y a la vista de niños, jóvenes y mayores (todos encontrarán en la Cruz de Cristo la verdadera felicidad, para sí mismos y para los demás).

Junto a la Cruz se encuentra su Madre -nuestra Madre- María. Tiene a dos hijos frente a frente: a Jesús crucificado y al lector de este prospecto.

NO PRECISA RECETA MÉDICA

Este prospecto fue aprobado en marzo de 2007 y está registrado. www.ponlacara.com (Misión Joven, Vicaría I - Madrid) ponlacara@ponlacara,com


Sigue...

26 abril, 2010

¿Por qué tengo que ir a la IGLESIA?

Levántate y come, pues tienes por delante un largo camino (Elias 19,7)


Un cristiano practicante envió un día una nota a un periódico, en la que se quejaba que no tenía sentido ir a la Iglesia. La nota en cuestión, publicada en la sección Cartas al Director, decía: "He ido a la Iglesia durante 30 años y durante ese tiempo habré escuchado unos 3.000 sermones. Pero juro por mi vida que no recuerdo ni uno solo de los sermones. Pero juro por mi vida que no recuerdo ni uno solo de ellos. Me he convencido que estoy perdiendo el tiempo, así como también lo pierden los sacerdotes, preparando y echando sermones".

Para goce y disfrute del Director las páginas del periódico conocieron durante semanas una animada controversia entre sus lectores. Unos manifestaban estar de acuerdo con la nota publicada, mientras que otros mostraban su desacuerdo. Las reacciones cesaron cuando el Director publicó la siguiente nota de uno de los lectores: "Llevo casado 30 años. Durante todo este tiempo mi esposa debe haber preparado unas 32000 comidas. Pero juro por mi vida que no me acuerdo ni de un solo menú. Pero lo que sí recuerdo es que todas me alimentaron y me dieron la fuerza necesaria para hacer mi trabajo. Si mi esposa no me las hubiera preparado, hoy estaría físicamente muerto. De igual manera, si no hubiera asistido con regularidad a la Iglesia para alimentarme, espiritualmente estaría muerto".

Sigue...